Errores más frecuentes a evitar en una mudanza

errores más frecuentes en una mudanza

 


Descubre los errores más frecuentes en una mudanza y evítalos

Hoy vamos a comentar cuáles son esos errores más frecuentes a evitar en una mudanza y que son muy fáciles de resolver si antes los tenemos en cuenta, evitando así los temibles dolores de cabeza por una simple mudanza.

Llegó ese día que tanto esperabas y que vienes planificando desde hace meses. El gran día de la mudanza. Ese viaje que marcará un antes y un después en tu vida. Una mudanza implica, nuevos planes de vida y nuevos proyectos, un nuevo lugar que has elegido para ti y tu familia que muchas veces incluye también a tus mascotas.

Tienes todo listo y lo has organizado al dedillo, nada puede salir mal. Sin embargo, a veces las cosas, no salen tan bien como lo habíamos planeado. Y es que es solo cuestión de tener en cuenta algunos consejos que puedes aplicar antes y después de ponerte manos a la obra.

Desde Recogedor de Muebles con experiencia en mudanzas, vaciado de pisos,  recogida de muebles y en base a nuestra experiencia queremos ayudarte a que tomes las mejores decisiones para evitar esos temibles errores que no debes cometer en tu mudanza.

No hacer cálculos estimados del tiempo

Sabes cuándo vas a empezar pero no sabes exactamente a qué hora vas a tener el último paquete de tu mudanza en tu nueva casa.

A medida que la mudanza avanza se pueden presentar contratiempos que demoren el horario que habías planificado.

Y si, en muchas ocasiones, se suelen hacer más planes o compromisos después que te despidas del camión de la mudanza, que no siempre vas a poder cumplir. No hay nada peor que no poder cumplir con los compromisos adquiridos.

No haber terminado de embalar todas las cosas

Realizar el embalaje con suficiente antelación es imprescindible para que todo fluya como la seda. No dejes ningún tipo de trabajo de embalaje para última hora ya que suele ser motivo de contratiempos y demoras que no vas a querer en tu mudanza.

Cuando llega el camión de la mudanza debes tener todo “el equipaje de la mudanza” ordenado y puesto en orden de que es lo primero y lo último que vamos a subir al camión. Es recomendable poner los artículos de mayor volumen y más pesado en primer lugar y luego todas las cajas que contienen los artículos más pequeños.

Mala distribución de las tareas

El trabajo se hace siempre mejor en equipo, así que cuánta más ayuda tengas mejor. Ten en cuenta que estás moviendo tus cosas personales y quiénes mejor que personas de tu confianza para ayudar a darte una mano para que todo salga rodado. De esta manera obtienes un doble beneficio que es mantener un control y protección de tus objetos y te ahorras dinero, ya que la mayoría de las empresas de mudanza tienen en cuenta a la hora de cobrar el inicio y fin de la mudanza.

Olvidarte de dejar zanjado el tema de los suministros

Si estabas en un piso de alquiler es probable que tengas que hablar con el dueño del piso para que los servicios de luz y agua queden nuevamente a su nombre si no lo estaban. Para ello debes ponerte en contacto con la empresa proveedora de esos servicios y ver de qué manera puedes tú, desligarte de esa responsabilidad. Recuerda que si los pagos están domiciliados podrías seguir recibiendo cargos en tu cuenta bancaria.

Es recomendable realizar un cambio de titularidad antes de dar de baja los servicios unilateralmente porque puede provocarle al dueño de la vivienda un problema un tanto grave. Al dar de baja los servicios de esta manera, las empresas suelen pedir un desembolso importante para volver a darlos de alta.

En estos casos, lo que se hace es hacer un cambio de titularidad que deberás acordar con el propietario con la suficiente y debida antelación.

Dejar a tus mascotas sin un plan como uno de los errores más frecuentes a evitar en una mudanza

Tus mascotas no forman parte del embalaje desde luego, pero debes tener en cuenta cómo van a viajar. Hay muchos tipos de mascotas, desde perros, gatos, hasta peces o pájaros.

Por ellos debes de tener en cuenta dónde van a viajar y de qué manera, teniendo en cuenta sus necesidades.

Es muy triste ver que muchas veces, las familias se mudan y dejan a los gatos o perros en la puerta de la casa. Ten cuenta que son seres vivos y si no están dentro de la planificación de tu vida en tu nuevo hogar, al menos debes asegurarte de dejarlos protegidos, con amigos, familiares o incluso dejarlos en una protectora de animales para que tengan una nueva oportunidad.

¿Has tenido algún contratiempo más que ayude a nuestra comunidad? Dinos que tipo de errores más frecuentes a evitar en una mudanza incluirías o te ha pasado.

¡Déjalo en los comentarios! 👇

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *